El refranero español o una maldición gitana, dice que PLEITOS TENGAS Y LOS GANES considerando se refiere a las cuantiosas pérdidas que puede acarrear un pleito tanto si se gana como si no, porque muchas veces incluso cuando se gana genera unos importantes costes que en ocasiones acaba en la ruina, de una o de ambas partes.

Los juicios se conocen cuando comienzan pero no cuando terminan. 

La Justicia, tienes que TENER RAZÓN, SABER EXPONERLA Y QUE TE LA DEN. 

En esta Cooperativa, lamentablemente nos hemos visto demandados vía judicial, por los trabajadores, sin tan siquiera haber agotado todas las vías de resolución antes de llegar a la presentación de la demanda.

A pesar de que los trabajadores, disponían de dos miembros del Consejo Rector como interlocutores, a los que tienen muy fácil acceso y que ellos saben que en ningún momento hubiesen permitido perjudicarles, porque además son familiares.

Por lo que podemos decir, que solo nos estamos defendiendo.

El Consejo Rector, considera que las demandas, obedecen más, a ensuciar la gestión del Consejo Rector de la Cooperativa, que defender los intereses de los trabajadores, porque se les hayan quitado derechos.  

Que este Consejo Rector, hacemos con la mejor intención, lo mejor que podemos y sabemos, lo que consideramos necesario, para defender los intereses de los socios. 

Y sin cobrar, salvo conforme indica el artículo 28 de nuestros Estatutos, la compensación de los gastos que les origine el desempeño de sus funciones.

En referencia al juicio celebrado el pasado día 16/06/2021, por la demanda interpuesta por dos de los tres trabajadores fijos discontinuos, por despido improcedente que ha sido desestimado, por lo tanto hemos ganado el juicio, pero lógicamente hemos incurrido en unos gastos que no podremos recuperar, además de otros muchos perjuicios, incluso más importante que el económico,  que no se podrán resolver. 

Los trabajadores han recurrido la sentencia, por lo tanto el resultado aún no es definitivo.

Por eso el dicho: JUICIOS TENGAS Y LOS GANES, también es de aplicación en este caso. 

Qué hubiese pasado si el juicio hubiésemos perdido y nos hubiesen condenado al pago de no sé cuanto, los trabajadores habrían cobrado unas cantidades no trabajadas, podrían parecer beneficiados, pero posiblemente la imagen antes los socios, no hubiese quedado muy bien. 

La imagen del Consejo Rector y de la Cooperativa habría salido dañada, pero el Consejo Rector no está para hacer amigos, si no para defender los intereses de la Cooperativa. 

Aunque algunas veces, ello suponga que a los que se defienden (Socios)  no lo entiendan e incluso se ponga de la parte del que quiere perjudicar a la Cooperativa.

Por ello se hace necesario que los socios se informen bien y con documentación, antes de tomar posiciones. 

Lógicamente escuchando todas las partes y documentandose, si bien eso requiere tiempo. 

Y en esta Cooperativa la TRANSPARENCIA Y LA PARTICIPACIÓN, es un objetivo prioritario, sin perjuicio de que en algunas ocasiones, también erramos, por eso las criticas constructivas, siempre son bien aceptadas.